ROTULACIÓN o VINILADO

Para resumir en pocas palabras ésta sección, diré que hay que tener muy en cuenta la superficie que queramos vinilar y su estado, ya que a razón de lo que queramos hacer y el soporte que queramos cubrir, deberemos elegir adecuadamente entre una amplia gama de vinilos autoadhesivos, puesto que existen distintas calidades, distintos micrajes, varios niveles de tac (adhesivo), monoméricos, poliméricos... especiales para interior, para exterior, los hay que son específicos para vehículos (multicapa), especiales para paredes, lisos o con texturas, de color de fábrica o imprimibles, con acabado brillo o mate... etc.

Las posibilidades son ciertamente infinitas, ya que podemos rotular desde algo tan reconocido como escaparates o vehículos, hasta paredes, techos, mobiliario... y por supuesto, la creatividad juega un papel muy importante a la hora de llevar a cabo una idea, ya que hay que saber hasta qué punto es posible ejecutarla y si lo es, saber desarrollar la forma de hacerlo, eligiendo adecuadamente los materiales para cada superficie.